El Washington Post va a abandonar la plataforma de comentarios que venía usando ultimamente (Reverb), y una vez finalicen las pruebas que están realizando con usuarios, implantará la plataforma Talk, un desarrollo del proyecto Coral, que el propio WP ha impulsado junto con The New York Times, Mozilla y la Fundación Knight y cuyo objetivo es mejorar las comunidades en torno al periodismo.

Talk, de Coral Project, es de libre distribución, cualquier periódico puede implantarlo en sus propios servidores, y aspira a convertirse en un tiempo en el sistema abierto de comentarios para los periódicos y medios de comunicación online. Los otros dos productos que está desarrollando Coral Project son Ask (un sistema para recopilar, administrar y mostrar las contribuciones generadas por los usuarios), y Guides (en realidad una metodología para mejorar las comunidades en línea, cualesquiera que sean las herramientas que se utilicen.)

Ask, el sistema de comentarios que va a instalar el Washington Post, quiere contribuir a mejorar la moderación, la visualización de comentarios y la conversación, “creando la oportunidad de realizar discusiones más seguras e inteligentes en torno a su trabajo”, indican desde Coral Project.





Para diseñar Talk, “hemos investigado mucho sobre el diseño y la función de los espacios de comentarios en línea y sobre cómo pueden conectarse mejor con el periodismo. Hemos creado un sistema optimizado que puede mejorar la forma en que las personas se comportan e interactúan en el espacio destinado a comentarios, y permiten a los moderadores identificar y eliminar con más facilidad los comentarios perjudiciales”.


Algunas de las características de Talk son:

1: En el cuadro de comentarios

  •  El staff puede dirigir la conversación con una pregunta o tema en los comentarios de cada artículo
  • Los comentaristas pueden ver su propio historial de comentarios (pero no de otras personas)
  • Capacidad para denunciar nombres de usuarios abusivos, así como comentarios
  • Las palabras prohibidas son inmediatamente rechazadas; las palabras sospechosas son marcadas automáticamente
  • Los comentarios de los miembros del staff aparecen con un distintivo para que los comentaristas los identifiquen rapidamente
  • La página sólo carga un pequeño número de comentarios inicialmente para aumentar la velocidad
  • Sólo cargan inicialmente dos respuestas en cada discusión, para evitar flamewars (una serie consecutiva de flames (desahogos) escritos por varios usuarios que se responden los unos a los otros).
  • Silenciar comentaristas no deseados
  • Los moderadores pueden cambiar la configuración de comentarios en la propia página del artículo
  • Se  puede iniciar sesión con medios sociales o correo electrónico




2: En la cola de moderación

  • Ver todos los comentarios o sólo los de un solo artículo
  • Ver, al lado del comentario, la razón de por qué se informa negativamente de un comentario
  • Se destacan en cada comentario enlaces y palabras prohibidas o sospechosas para una moderación más fácil
  • Atajos de teclado para una moderación rápida
  • Posibilidad de banear directamente un usuario desde el propio comentario
  • Los comentarios reportados o marcados como sospechosos se muestran separados de la lista de pre-moderación
  • El diseño se ha basado en el feedback dado por moderadores de comentarios en 12 empresas diferentes

Una lista completa de las características puede consultarse en la web del Coral Project.

Fuentes del Washington Post han indicado que las pruebas con los lectores han sido muy satisfactorias y que aunque se esperaban quejas y críticas al hacerse las pruebas, dado que todo cambio cuesta de aceptar, aunque sea acotado y en pruebas, en realidad la aceptación en estas pruebas fue muy buena. 


SUSCRÍBETE A MEDIALAB
Únete a todos los usuarios diarios que ya reciben actualizaciones y mantente al día de noticias y recursos sobre el futuro del periodismo
Odiamos el spam tanto como tú. Tu correo electrónico no será compartido con nadie más.

Deja un comentario