IGNACIO LOSADA. Uno de los retos del nuevo periodismo frente al llamado periodismo ciudadano es la capacidad de adquirir notoriedad a través de la fiabilidad. En un mundo que está en constante movimiento, donde las noticias falsas -o fake news– son cada vez más comunes y algunos medios de comunicación se rigen por realidades sesgadas, surge WikiTribune, un servicio digital de noticias en la que, verdaderamente, el protagonismo reside en el prosumidor y no en el tradicional profesional de la información.

Desarrollado por el fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, y la directora ejecutiva de la Fundación Jimmy Wales, Orit Kopel, WikiTribune se presenta como un servicio de noticias que busca ofrecer “artículos imparciales y basados en hechos verificables”. Para ello, periodistas y lectores trabajaran de manera conjunta para garantizar y mostrar la justificación de los escritos y publicaciones que se realicen.

Durante los últimos años, al periodista se le ha exigido que sea -si es que hasta la fecha no lo era- una figura que transmita mucha confianza en sus informaciones, que están contrastadas. Sin embargo, debido a las prácticas y fallos que se cometen por la pelea por las audiencias entre los medios de comunicación, Wales ha apostado por un nuevo modelo de periodismo. “Las noticias están rotas, pero hemos descubierto cómo arreglarlas”, ha explicado.

De hecho, según ha expresado Wales, WikiTribune será un servicio de noticias gratuito, libre de anuncios publicitarios y que dependerá, de manera exclusiva, de donaciones regulares de colaboraciones. “Estamos ofreciendo a la comunidad un auténtico control sobre nuestras noticias, con acceso ilimitado para todos”, ha señalado el fundador de Wikipedia, quien, además, ha indicado: “Estamos desarrollando una herramienta viva que presentará información precisa con pruebas reales”.

Cuatro claves de WikiTribune

1.- Fuentes visibles. Como los hechos se pueden presentar con un sesgo, por estar sacados de contexto o por estar, simplemente, inventados, en WikiTribune se va a apostar por un modelo que garantice que los periodistas que trabajen en este servicio de noticias solo escriban artículos basados en hechos que se puedan verificar y en los que se pueda acceder a las fuentes para que puedan ser contrastados. De esta manera, el lector puede forjar su propia opinión sobre la cuestión que se analice en el texto.

2.- Gratis y sin publicidad. WikiTribune está pensado para que esté 100% libre de publicidad; de tal modo que se garantice que debajo de cada titular o noticia no hay un interés económico que justifique buscar clics. Asimismo, cualquiera puede leer WikiTribune, no se ha establecido ningún sistema de suscripción de pago para su consumo; puesto que, además, cualquiera puede marcar o corregir un artículo y enviarlo para su revisión por contener un dato erróneo, por ejemplo.

3.- Comunidad y periodistas. Una de las grandes apuestas de WikiTribune es dotar de un mayor protagonismo a la figura del prosumidor que ha invadido la web 2.0. Por ello, va a colocar, “literalmente”, a la comunidad en la cima. De hecho, según explican en su web, los artículos van a ser escritos, comprobados y verificados por periodistas profesionales y miembros de la comunidad que trabajan “codo con codo”, “como iguales” que se preocupan por el buen periodismo.

4.- Transparencia total. WikiTribune personificará la transparencia en todos los aspectos del proyecto: Tanto en las noticias y artículos que se escriban (mostrando las fuentes de las que proviene la información) como en las cuentas y finanzas, que se publicarán regularmente. De hecho, ya han confirmado que no van a destinar ni un euro a una redacción; sino que invertirán el dinero en salarios para un equipo de 10 periodistas freelance.

El principal objetivo de los periodistas que trabajen en WikiTribune será crear conversaciones, desarrollar y supervisar los contenidos y fomentar la comunidad, que es el pilar de la cultura colaborativa. “Para cumplir nuestra promesa, necesitamos personas que se preocupen por el buen periodismo”, han apuntado en su página web, donde han añadido: “Es un movimiento (WikiTribune) que creemos que acabará terminando para siempre con las noticias poco rentables y poco fiables”.

Antes de que existiese Internet, solo se podía obtener información a través de los medios tradicionales. Los editores, reporteros y verificadores de datos eran los encargados de redactar las noticias y la población confiaba “en que decían la verdad”, ha señalado Wales, quien cree que la sociedad “está muy preocupada” por asegurarse de obtener “información de calidad basada en hechos” demostrables y verificados y que, ante esto, espera facilitar la fiabilidad informativa a través de Wikitribune.

Foto: Jimmy Wales. Wikitribune

SUSCRÍBETE A MEDIALAB
Únete a todos los usuarios diarios que ya reciben actualizaciones y mantente al día de noticias y recursos sobre el futuro del periodismo
Odiamos el spam tanto como tú. Tu correo electrónico no será compartido con nadie más.

Deja un comentario