IGNACIO LOSADA. No todo el mundo reacciona igual ante un hecho o un acontecimiento. Los hay que son ansiosos, los hay que son curiosos y los hay que tienen ciertas dudas. Pero no siempre se actúa del mismo modo. Según la situación, la temática o la relevancia de una información, cada cual afronta la situación de una determinada manera. Así lo recoge una reciente encuesta del Centro de Investigaciones Pew, que estima que hay cinco dimensiones en el compromiso de la sociedad con las noticias de los medios de comunicación.

Según indica este estudio, realizado a población estadounidense, en cada persona hay dos elementos que marcan su forma de hacer frente ante un hecho o noticia: El nivel de confianza en las fuentes de información y el interés por el aprendizaje. La situación puede ser recíproca o dispar, y depende de la situación concreta. Es decir, una persona puede depositar su fe en las fuentes de información y estar, a la par, ansiosa por aprender, y viceversa; ser recelosa con las fuentes, pero estar entusiasmada por la formación.

La agrupación de las opiniones e interés que tiene la sociedad por la información que facilitan los medios de comunicación permite crear una tipología de la participación en la información. De tal modo, que se pueda destacar las diferentes maneras en las que estos (en este caso, la población norteamericana) manejan las presiones cruzadas. En concreto, esta tipología se puede dividir, según sus modelos de reacción, en cinco grupos, que se pueden agrupar desde el más alto compromiso con la información hasta el polo opuesto: La extrema cautela informativa.

Según el Centro de Investigaciones Pew, aproximadamente, cuatro de cada diez adultos (el 38%) pertenece a grupos que tienen un interés y una confianza relativamente firmes en las fuentes de información y en el aprendizaje que puedan adquirir. Asimismo, el 49% de los estadounidenses no están pendientes de la actualidad; es más, no están entusiasmados con las noticias ni con el desarrollo formativo. Especialmente, en cuestiones digitales.

Por su parte, un 13% de la población se encuentra en un término medio: No confía en exceso las fuentes de información ni en el desarrollo del aprendizaje.

Las cinco posturas ante las informaciones

El ansioso y dispuesto

Representa el 22% de los adultos de los estadounidenses. Son personas que exhiben los niveles más altos de interés por las noticias y la confianza en las fuentes de información. Asimismo, poseen un gran espíritu de superación y quieren aprender nuevas habilidades digitales y de alfabetización. Dentro de este grupo, más de la mitad de los miembros son minorías en Estados Unidos: 31% son hispanos, 21% son negros y 38% son blancos, mientras que el resto pertenece a otras etnias.

El confidente

Supone el 16% de los adultos norteamericanos. Estos, combinan un fuerte interés por la información, altos niveles de confianza en las fuentes de información y tienen la seguridad de que pueden comprender y moverse por la actualidad por sí mismos. Además, los pertenecientes a este grupo no suelen sentir la necesidad de actualizar sus habilidades digitales y se consideran muy autosuficientes con el manejo de información.

En su mayoría, son blancos con una buena educación y cierta estabilidad económica. Asimismo, algo más de un tercio (el 31%) de este colectivo está compuesto por jóvenes de entre 18 y 29 años; lo que supone la mayor proporción en este rango de edad en cualquiera de los cinco grupos.

El cauteloso y curioso

Representa el 13% de los adultos de Estados Unidos. Estos, tienen un gran interés en las noticias y la información, pero no confían mucho en los medios de comunicación ni en el Gobierno. Asimismo, están interesados en el desarrollo digital y la alfabetización. En cuanto a su composición, está integrado por una parte de la población muy genérica. De hecho, difiere muy poco de la media, aunque algunos de sus miembros sí que tienen niveles educativos y socio-económicos algo por debajo de la media.

El dudoso

Compuesto por el 24% de los mayores de edad norteamericanos, son personas que desconfían de las noticias y de las fuentes de información. Por lo general, tienen vidas muy ocupadas, lo que anima la idea de que, por este motivo, tengan tan poco interés en el desarrollo de sus capacidades personales y habilidades digitales o de alfabetización. Dentro de este grupo, la mayoría son personas de mediana edad, blancos y con una cierta educación formativa y cierta estabilidad económica.

El cauteloso

El 25% de los adultos de Estados Unidos pertenece a este grupo. Son los menos comprometidos con la información. De hecho, tienen un interés muy bajo en las noticias y en la información, en general. Además, presentan una muy baja confianza en las fuentes de noticias y muy poco interés en adquirir nuevas habilidades profesionales o digitales. El perfil de este grupo es el de un hombre (representa el 59%) con cierta edad, puesto que un tercio son mayores de 65 años.

SUSCRÍBETE A MEDIALAB
Únete a todos los usuarios diarios que ya reciben actualizaciones y mantente al día de noticias y recursos sobre el futuro del periodismo
Odiamos el spam tanto como tú. Tu correo electrónico no será compartido con nadie más.

Deja un comentario