Investigadores del Center for Internet Studies and Digital Life de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra (CISDL) acaban de hacer público el informe sobre los
usuarios de noticias digitales en España, basado en el Reuters Institute Digital
News Report 2017, el mayor estudio comparativo global sobre consumo de
información, con más de 72.000 encuestas en 36 países, dirigido desde la
Universidad de Oxford. 

Según el informe, los medios periodísticos tradicionales siguen siendo los más confiables para la audiencia digital española pese al auge de las redes sociales. Se ofrece a continuación un extracto de las partes más destacadas.

Los datos de 2017 muestran una notable recuperación de la confianza de los internautas españoles en las noticias en general. Si en 2015 España ocupaba uno de los puestos más bajos en nivel de confianza en los medios, posiblemente condicionados por la inestable situación política y electoral de la época, en la actualidad el 51% de los usuarios confía en las noticias –cuatro puntos más que en 2016 y diecisiete respecto a 2015, indica el informe. El porcentaje de escépticos ha pasado del 33% al 24% en 2017.

En términos comparativos con los otros 35 países analizados, la encuesta de 2017 sitúa a España entre los países donde más confianza se deposita en los medios de comunicación, sólo por debajo de Finlandia (62%), Brasil (60%), Portugal (58%), Polonia (53%) y Holanda (51%) y ocho puntos por encima de la media de todos los países analizados.

Las generaciones de menor edad, más escépticas

Al igual que ocurría en ediciones anteriores, las generaciones más adultas muestran un mayor grado de confianza en las noticias que las más jóvenes. Apenas el 34% entre los que tienen entre 18 y 24 años se fía habitualmente de las noticias, frente al 56% de los mayores de 45 años.
Además de la edad, existen diferencias significativas en el nivel de confianza según el tipo de
medio preferido por los encuestados para estar informado, explica el informe. Los datos reflejan que aquellos internautas que prefieren los medios tradicionales (tv, prensa o radio) para informarse se fían más de las noticias (57%) que los que lo hacen a través de los medios digitales (48%), de los diarios nativos digitales (38%) o de las redes sociales (34%).

Precisamente en este último grupo el porcentaje de los escépticos es superior (35%) que el de los confiados en las noticias en general (34%).

Noticias de Pago

Los datos muestran que sigue existiendo entre el público español un enorme rechazo al pago por noticias digitales en cualquiera de sus múltiples modalidades: el 89% de los internautas no pagó por información digital durante el pasado año frente a un 9% que sí lo hizo. Las modalidades de pago favoritas son las suscripciones, bien a un servicio de noticias digital (39%), bien a un paquete combinado de contenidos más amplio (38%).

La encuesta refleja un incremento del porcentaje de usuarios españoles que no sólo no pagaron, sino que no tienen ninguna intención de hacerlo en los próximos doce meses, pasando del 71% en 2016 al 83% en la presente edición. Solamente el 11% de los que no pagaron declaró que quizá lo haga en el próximo año, ocho puntos menos que el año pasado.

Razones para pagar por noticias digitales: movilidad, variedad y precio.

Las tres principales razones por las cuales los internautas españoles pagaron por noticias digitales fueron la posibilidad de estar informados a través de sus dispositivos móviles (28%), por acceder a una variedad de fuentes (26%), y porque se les ofreció un buen precio (26%).
Un 21% de los encuestados lo hizo porque era la única vía para acceder a información
especializada, y un 16% pagó porque le gusta tener información que no está al alcance del resto.
Otras razones que justificaban el pago por noticias digitales fueron la posibilidad de pagar
conjuntamente las ediciones impresas y digitales (14%), recibir otras ventajas y servicios adicionales a las noticias (14%) o porque pagar por lo digital es más barato que hacerlo por información ofrecida a través de otros soportes no digitales. Por último, un 13% pagó porque su fuente favorita de noticias no es gratuita, porque las noticias de pago son mejores que las gratuitas o por ayudar a financiar el periodismo.

Y razones para no pagar por noticias digitales: gratuidad y escaso valor añadido.

Según el informe, las dos principales razones que explican la gran resistencia de los internautas españoles al pago por noticias digitales son la gratuidad y la percepción de que la información digital no es algo por lo que merezca la pena pagar.

Así, el 55% de los encuestados que no pagan considera que pueden conseguir las noticias gratis y el 24% afirma que su fuente de noticias favorita no cobra por acceder a los contenidos.

Por su parte, el 31% de los internautas cree que no merece la pena pagar por noticias digitales, si bien un 21% reconoce que no se podrían permitir ese pago. Otras razones citadas que justifican el no pago por información digital son la desconfianza hacia los medios de pago electrónicos (9%), la dificultad de cancelar el pago en caso de solicitarlo (5%), el desinterés por la información (5%) o no estar demasiado conectado a internet (5%).

Información cada vez más diversa y móvil

Los datos de la encuesta reflejan la abundante y diversa dieta informativa de los internautas españoles: el 60% de los encuestados consulta siete o más marcas informativas en una semana para estar informados. De todas ellas, los canales de televisión siguen siendo los más utilizados por los usuarios para estar informados: un 77% de los internautas españoles consultó las noticias en TV la semana previa a la realización de la encuesta, nueve puntos menos que en 2014. Le siguen las redes sociales, que se consolidan como segundo canal de información (58%, doce puntos más que en 2014), las webs y apps de periódicos (53%) y las ediciones impresas de los diarios (48%), que resisten el empuje de los
canales digitales, con un 48% de penetración entre los internautas.

No obstante, el análisis del consumo por soportes de los últimos años muestra que las principales cabeceras impresas han pasado de tener más lectores de sólo papel en 2015 a tener más usuarios de sólo digital en 2017. Esta transición desde las ediciones offline o analógicas hacia las digitales está siendo mucho más lenta en las televisiones: entre el 68% y el 79% de su audiencia sigue siendo no digital.

Las marcas tradicionales periodísticas siguen importando

En medio de la revolución que suponen las redes sociales como canales de comunicación y de la madurez alcanzada por algunos diarios nativos digitales, las marcas periodísticas tradicionales o legacy media siguen siendo percibidas como valiosas por la mayoría de los encuestados.

Así lo demuestra en primer lugar que el 65% de los internautas españoles accede directamente a sitios web, aplicaciones de noticias o introduce directamente el nombre del medio en el buscador, frente al 41% que usa las redes sociales como puerta de entrada a las noticias o el 26% que utiliza los buscadores para encontrar noticias.

No obstante, indica el informe, conviene no subestimar la inercia de la tendencia del uso de redes (ha crecido seis puntos entre 2015 (35%) y 2017 (41%) y las alertas en móvil (SMS o notificaciones de apps), cuyo uso como vía de acceso a las noticias digitales ha pasado del 8% en 2015 al 12% en 2017.

Otro indicador de que las marcas periodísticas tradicionales siguen importando en la dieta informativa de los internautas españoles es que la mayoría las sigue eligiendo para estar informados. El 60% de los usuarios utilizan siete o más fuentes de información a la semana, y el peso que tienen las marcas tradicionales es abrumador, tanto en el entorno offline como en el online.

El recuerdo de uso de medios para estar informado en la semana previa a la realización de la encuesta muestra que las marcas periodísticas tradicionales lideran el ranking de medios más utilizados: sólo dos nativos digitales

–El Confidencial y Eldiario.es incluyen entre los 15 medios más utilizados por los internautas
españoles, ocupando las plazas 14 y 15 respectivamente.

Los medios más consultados fueron Antena 3 (59%), TVE (48%), La Sexta (45%), El País (39%), Telecinco (37%), Cuatro (35%), El Mundo (32%), 20 Minutos (27%), las televisiones públicas autonómicas/locales (24%), Marca (21%), Cadena Ser (20%), ABC (17%), El Periódico (17%), El Confidencial (16%) y Eldiario.es (16%).

No obstante, si se considera la audiencia de los medios estrictamente online –bien ediciones digitales de medios tradicionales, bien nativos digitales, destaca la presencia de El Confidencial (16%), Eldiario.es (16%), del agregador Yahoo Noticias (14%) o del Huffington Post (12%) entre diez medios más utilizados por los internautas, liderados por las versiones digitales de El País (29%), El Mundo (22%) y Antena 3 (19%).

Por último, las marcas periodísticas tradicionales son las mejor percibidas por los internautas para obtener noticias rigurosas, ayudar a comprender los asuntos complejos, acceder a opiniones y puntos de vista sólidos sobre las cuestiones de actualidad, e incluso divertirse o entretenerse. Es en esta última categoría donde mayor presencia tienen los agregadores de noticias como Yahoo Noticias o MSN Noticias o el Huffington Post.

Otros datos:

  • Ya se comparten por mensajería instantánea tantas noticias como a través de redes sociales.
  • El formato preferido por los internautas para esta informado son noticias textuales, pese a que el consumo de vídeos gana terreno.
  • Crece el uso informativo de WhatsApp, YouTube e Instagram y decae el de Facebook y Twitter.
  • Se reduce el interés por los temas de política en favor de sanidad, educación e información local.

El estudio completo puede consultarse aquí. (PDF)

Publicidad: Consultoría 360º para periódicos

Foto de cabecera: Quiosco de prensa en las Ramblas de Barcelona. Autor: Xavix

SUSCRÍBETE A MEDIALAB
Únete a todos los usuarios diarios que ya reciben actualizaciones y mantente al día de noticias y recursos sobre el futuro del periodismo
Odiamos el spam tanto como tú. Tu correo electrónico no será compartido con nadie más.

Deja un comentario