Un estudio llevado a cabo por la empresa Parse.ly, basado en datos de más de 10 millones de artículos publicados en unas mil webs informativas que tienen instalado el servicio de analítica web de esta firma, pone de relieve que dedicar el mismo esfuerzo a unos artículos que otros en Facebook o Google es un error de estrategia, al menos para conseguir más tráfico, ya que por muy bien que se trabajen unos temas en la red social el tráfico que traerá será escaso si no encaja con los cinco o seis tipos de información por los que suelen estar interesados los usuarios de Facebook.

E, igualmente, pasar tiempo redactando una noticia optimizada para SEO, con su titular, su densidad de palabras clave, sus negritas, sus enlaces internos, sus “alt” en las fotos, etc., es otra pérdida de tiempo cuando se trata de temas que la gente no busca en Google.

Es decir, para unos temas, la gente busca en Google masivamente, y para otros, la información la buscan en Facebook. Por ejemplo, las informaciones  relativas a estilo de vida o entretenimiento, obtienen la mayoría de su tráfico  de Facebook, mientras que informaciones sobre tecnología, deportes y negocios, consiguen la mayor parte de su tráfico en la búsqueda de Google.

Artículos de estilo de vida, por ejemplo, obtienen más del 87 por ciento de su tráfico externo desde Facebook, y sólo el 7 por ciento de la búsqueda de Google (el 63% por ciento de ese tráfico también proviene de un dispositivo móvil).

En Google, por ejemplo, triunfa la búsqueda de ofertas de trabajo, que obtienen el 84 por ciento de su tráfico a través del buscador, frente al 12 por ciento de Facebook.

En esta tabla, pueden analizarse con sus correspondientes datos, qué temas arrastran más tráfico desde la red social y cuáles otros desde Google y en qué porcentaje deberían dedicarse los esfuerzos para ofrecer en cada plataforma los temas que más interesan a los lectores.

En la zona en gris, correspondiente a tráfico procedente de otros canales que no sean Facebook o Google, aparecen redes como Twitter, Pinterest, Linkedin, Bing, Outbrain, etc., pero los datos quedan muy lejos del tráfico que aportan los dos gigantes referrals como Google y Facebook.

El estudio completo puede descargarse aquí (PDF en inglés)

SUSCRÍBETE A MEDIALAB
Únete a todos los usuarios diarios que ya reciben actualizaciones y mantente al día de noticias y recursos sobre el futuro del periodismo
Odiamos el spam tanto como tú. Tu correo electrónico no será compartido con nadie más.

Deja un comentario