Østlands-Posten, un periódico local de Larvik en Noruega, del grupo Amedia, ha estado invitando a los vecinos a  su redacción para discutir temas que afectan a la ciudad y determinar cómo podría ser mejorada. Hasta la fecha se han celebrado dos reuniones; hay otra prevista para antes del comienzo del verano, y el proyecto ha sido lo suficientemente exitoso como para llevar a los organizadores a planificar de nuevo otro ciclo a partir de otoño.

Marthe Eveline Røsholt, redactora del  Østlands-Posten, explicaba en una entrevista en Journalism.co.uk que las reuniones se organizaron para contrarrestar un clima de debate hostil en la escena políticas, donde algunas personas no querían participar en las discusiones por temor a ser atacadas por sus puntos de vista.

“Queríamos crear una nueva escena en la que todos pudieran hablar y donde se te permitiera hablar sin que nadie te interrumpiera”.

Este proyecto, añadía Røsholt “pretende hacer que la gente se sienta como parte de la comunidad de nuevo, y parte de la democracia, y para que confíen en nosotros como medio de comunicación. Podemos ver que la gente se siente bastante distante de muchos medios, así que queremos que se sientan más cerca de nosotros y que nos sintamos más cerca de ellos y que tengamos una buena conversación”.

Unas 60 personas asistieron a una reunión sobre desarrollo urbano, y 30 asistieron a otra para discutir maneras de vivir la vida de una manera más respetuosa con el medio ambiente. A los políticos no se les permitió asistir a las dos primeras reuniones, ya que estaban dirigidas a personas que no suelen buscar los medios de comunicación. Pero podrán asistir a la tercera reunión, actualmente en curso, que explorará cómo funciona la democracia en la práctica a nivel local y cómo más personas podrían involucrarse.

La tercera reunión tendrá lugar fuera de la redacción de Østlands-Posten, ya que se necesita un espacio más amplio. Las reuniones se llevan a cabo utilizando el espacio abierto, con las personas divididas en grupos basados ​​en los temas específicos que desean discutir. Para asegurarse de que todo el mundo tiene su opinión y nadie domina el debate, la persona con el tamaño de zapato más pequeño en cada grupo habla primero, y el centro de atención luego se mueve de persona a persona alrededor de la mesa.

Antes de cada reunión, Røsholt y otros periodistas de Østlands-Posten escriben artículos sobre el tema de la reunión, para dar a los asistentes más información y antecedentes que ayuden a discutir los temas.

Crédito de la foto de cabecera: Mahlum

SUSCRÍBETE A MEDIALAB
Únete a todos los usuarios diarios que ya reciben actualizaciones y mantente al día de noticias y recursos sobre el futuro del periodismo
Odiamos el spam tanto como tú. Tu correo electrónico no será compartido con nadie más.

Deja un comentario