MELISSA VILLARREAL. La Universidad de Oregón, a través de la escuela de periodismo, realiza cada año seminarios bajo el título Demystifying Media, en los que se analiza el impacto de las nuevas tecnologías en los medios de comunicación con el fin de buscar las mejores estrategias de supervivencia.
En cada sesión, expertos y profesionales de los medios de comunicación, así como también investigadores, deliberan sobre las nuevas formas de crear contenidos que vayan a la par de la evolución y los cambios globales.
La última charla, la tercera del ciclo de invierno, habló sobre el futuro de los periódicos locales, en el marco establecido en la conferencia, aquellos que no superan los 50.000 ejemplares de circulación y circunscritos a un ámbito geográfico local. Bajo este supuesto, estos periódicos constituyen el 97% del mercado periodístico.

La conferencia corrió a cargo de Christopher Ali, miembro del Tow Center for Digital Journalism de la escuela de periodismo de la Universidad de Columbia y asistente del profesor Damian Radcliffe en la Universidad de Virginia.

Un mercado más estable

Ali indicó que, tanto él como el profesor Radcliffe, entrevistaron a 500 trabajadores de periódicos locales, a los que denomina “la mayoría silenciosa” y se detectó que en lugar de desesperación, se encontraron con medios en parte innovadores, con fuertes lazos comunitarios y bastante optimismo dentro de estas pequeñas redacciones.

Los periódicos locales también tienen que hacer frente a sus problemas, pero según el estudio, no son los mismos problemas que afectan a los grandes medios. “Los periódicos más pequeños enfrentan su propio conjunto de desafíos y oportunidades y definen el éxito y la innovación de diferentes maneras”, dijo Ali. “Tanto es así que ni siquiera vale la pena hablar de la industria de los periódicos como un todo. Realmente no es una industria. Es múltiple”.
Partiendo de esa premisa, continúa Ali, el futuro de este tipo de periódicos puede ser distinto al de los grandes medios, puesto que para las pequeñas comunidades los periódicos locales son relevantes fuentes de información. La función periodística no se ha perdido. Y en ocasiones, como en el caso de The Calhoun County Journal, que citó como ejemplo, los lectores locales, aún en pleno siglo XXI, acuden constantemente al periódico, haciendo llamadas telefónicas, para preguntar información y direcciones.

Adaptarse a la tecnología

Es común, indicaba Alí en la conferencia, que los grandes periodistas y dueños de grandes medios, tiendan a burlarse de los pequeños periódicos locales. Esto es debido a que se tiene la percepción de que están atrasados, y son antiguos y escasos de tecnología. Y aunque durante su investigación detectaron que algunos de ellos tenían sitios en línea con las mismas noticias impresas escaneadas y no estaban evolucionando, otros por el contrario, ya estaban creando podcasts y nuevas narrativas y tratando de dar un salto digital.
Un claro ejemplo de ello es The Herald and News en Klamath Falls, Oregon, periódico que, a través de una alianza con una escuela comunitaria local, está utilizando tecnología de realidad virtual.

Sin embargo, uno de los mayores desafíos que enfrenta este tipo de medios en la actualidad, es la falta de recursos económicos para ir innovando. Por más que las editoriales quieran hacerlo, se necesita tiempo y dinero que no todos los inversores locales tienen. Es, apunta Ali, uno de los grandes retos. Si esa conexión con la comunidad juega a favor, la falta de inversión y recursos juega en contra en muchos casos.

Compromiso con la comunidad

Esta imposibilidad de conseguir mayores inversiones ha hecho que muchos periódicos locales se hayan enfocado en el compromiso con sus comunidades. Esto lo logran no solo estando cerca de sus ciudadanos a través de las noticias, sino conectándose con ellos en eventos importantes. Esta apuesta por ser el centro de cada municipio, para compensar la falta de tecnología, ha permitido que muchos periódicos locales aguanten mejor la crisis y hayan forjado esa comunidad que les permita situarse en una posición de cierta ventaja para salir de la crisis, siempre que se insista también en esta presencia en la vida local, no como organizador de eventos de autopromoción, sino creando realmente valor añadido en las ciudades.
Ser anfitrión en mesas redondas que discuten temas de interés, es una oportunidad de conectar con la audiencia y ganar dinero. Uno de los encuestados del estudio afirmó que con este tipo de eventos pueden recaudar entre $ 500,000 y $ 750,000 al año.
Sin embargo, para algunos periodistas esta forma de trabajar resulta un poco ‘diferente’ y prefieren marcharse a los grandes medios, según recoge el trabajo.

Por lo tanto, uno de los mayores problemas que enfrentan los periódicos locales es mantener los nuevos talentos dentro de esa línea de trabajo. Otro de los riesgos que apunta Ali sobre el futuro de los periódicos locales es que la situación lleve a una proceso de fusión o compra de cabeceras locales y que el editor que adquiere desconozca realmente cómo es la comunidad en la que está el periódico o la gente que ponga al frente no conozca la comunidad.

El engagement “es lo que venimos haciendo siempre los periódicos locales”

Como anécdota, Ali indicó que en las entrevistas preguntaron por el “engagement”, la palabra mágica que llena ahora de tinta digital miles de pantallas en las estrategias de los medios.

Según Ali, obtuvieron muchas respuestas la mar de sarcásticas. “Engagement es una palabra de cinco dólares ideada por consultores excesivamente remunerados que tratan de vender periódicos sobre lo que ya están haciendo (informando sobre las vidas y preocupaciones de las personas en sus comunidades)”, escribió un encuestado.
“Necesitamos -concluye Ali- un lenguaje más matizado para hablar sobre los periódicos”, refiriéndose a que no se puede generalizar la experiencia de cada medio.
Cada periódico local vive una experiencia única. Esto significa, indica, que es hora de prestar mayor atención a este sector dentro del panorama general de los medios, y concederle más importancia, porque en los análisis globales y en el peso específico ha estado descuidado, por pensar erróneamente que al igual que los grandes medios también se encuentran en peligro de extinción, apunta.

SUSCRÍBETE A MEDIALAB
Únete a todos los usuarios diarios que ya reciben actualizaciones y mantente al día de noticias y recursos sobre el futuro del periodismo
Odiamos el spam tanto como tú. Tu correo electrónico no será compartido con nadie más.

Deja un comentario