Associated Press ha hecho una de las primeras tentativas por tratar de averiguar por dónde debe ir una buena estrategia de contenido en los próximos años, aprovechando el llamado IoT, internet de las cosas, es decir, aprovechando los datos que empiezan ya a suministrar los dispositivos conectados.

En un documento que acaban de hacer público, la  asociación recuerda que la información ya está en todas partes: “En el ascensor de la oficina, en la parada del autobús, incluso en el refrigerador. Aparentemente todos los dispositivos pronto serán capaz de darnos noticias, el tiempo o actualizaciones deportivas”. Esta tecnología aún emergente “amenaza con añadir más ruido en lo que ya es un aglomerado paisaje de los medios de comunicación.

Los dispositivos conectados van a crear experiencias que mejorarán la vida los los usuarios a través de los contenidos. El refrigerador, por ejemplo, “puede convertir la cocina en una clase de recetas y podcast que puede transformar a cualquier novato entusiasta en un chef. En lugar de buscar páginas vistas, el contenido debe pensarse para que sea entregado con la información adecuada, en el momento adecuado y a la persona adecuada”.

Publicidad: ¿Necesita incrementar la audiencia de su periódico?

El estudio de AP se centra en cinco puntos: metadatos, personalización, entorno, formatos y engagement. Se parte de la base de que la información quedará desagregada, que se entregará de forma fraccionada a audiencias indivualizada. Una buena estrategia de contenidos para el futuro debe basarse en un etiquetado de toda su producción (qué és, en qué situación emocional debe entregarse, en qué entorno es más apropiado, etc.); en tener en cuenta los gustos o necesidades del usuario; en saber dónde se encuentra (entorno) cuando recibe la información (no es lo mismo el salón de casa que el ascensor, aunque el dispositivo sea el mismo), y usar muchos formatos para captar su atención como punto de entrada y crear engadgment mediante una interacción mucho más profunda y emotiva.

1: Metadatos. Los metadatos permiten a los dispositivos conectados identificar contenido que pueda entregarse a los usuarios. Estos marcadores detallan cuándo y dónde se crearon las noticias, por quién y en qué formato. “Más datos y más información crean oportunidades para entregar contenido relevante”, comenta en el informe Colin Maclay, profesor investigador y director ejecutivo del Laboratorio de Innovación Annenberg, en la University of Southern California (USC).

Si alguien pasa más tiempo con vídeos, por ejemplo, un motor de recomendación buscaría contenido etiquetado con “vídeo”. No sería capaz de hacerlo con precisión sin metadatos.  En la sala de redacción de AP, “creamos clasificaciones precisas y detalladas de temas para cada una de nuestras historias gracias a los meticulosos esfuerzos de nuestros editores”.  Tampoco sirve mantener los metadatos que nos llegan de proveedores externos.  “Necesita ser filtrado o crear un etiquetado de metadados propio para asegurarse de que todo sea apropiado para su público.”

Mari Joller

2: Personalización. Según Mari Joller, jefa de servicios de la empresa de auriculares inteligentes Skybud, “hay una creciente expectativa de los usuarios para que el contenido que escuchen sea cada vez más personalizado e individualizado“. Hay dos formas de trabajar esta personalización. El dispositivo conectado, por un lado, puede abiertamente preguntarle si le interesa esto o otro, y entonces recurrir a las fuentes de contenidos que tenga y ofrecer información, o bien hacerlo de una manera pasiva, aprendiendo sobre el usuario, y sabiendo que, por ejemplo, aquellas personas que están interesadas por la información científica, probablemente tengan también interés por la tecnología.

3: El entorno. El entorno debe marcar mucho qué tipo de contenido se sirve en cada momento. Alguien que está descansando en casa, por ejemplo, puede querer una historia larga para leer o escuchar, al contrario de lo que sucede a alguien que está en el ascensor.  Cuando el móvil detecte si está en el salón de casa o en un ascensor, el contenido que se ofrezca, por ejemplo, de un diario, puede ser más corto o más largo, aprovechando ese etiquetado de entorno o ambiente.

Collin Maclay

La gente quiere que le llegue información en la forma en que más se adapte a su estilo de vida y de manera adecuada a lo que está haciendo en ese momento”, comenta en el estudio de AP Brian Carovillano, editor general de AP.  “Creo que debes conocer dónde está el usuario y qué está haciendo”, dijo Joller.

4: Formatos. Cuando los editores seniors guían la dirección editorial de AP, indica el estudio, no sólo piensan en qué historias contar sino también en cómo compartirlas. “Una exitosa estrategia de contenidos mezcla y combina elementos para distintos entornos”, comenta Carovillano, “y utilizan diferentes formatos como puntos de entrada para atraer a los usuarios a explorar el contenido de manera más pausada”.

En el Internet de las cosas, los dispositivos conectados sólo pueden tener un momento para llamar la atención de los usuarios. Los formatos visuales pueden transmitir elementos de una historia, mientras que en entornos más relajados, el uso del audio humaniza a las personas mencionadas en esa historia.
“El audio es muy emotivo”, dijo Joller. “Puede aprovechar diferentes sonidos y hace que el usuario se sienta como si fuera parte de un evento”. Probar varios formatos también puede revelar conocimientos sobre el comportamiento del usuario, apunta el estudio de AP.

5: Engagement. El estudio de AP indica que poco a poco el contenido va a ser una pieza más del rompecabezas, y que adquiere mucha importancia la forma en que se entrega. A medida que la tecnología vaya creciendo y se vaya haciendo más emocional e inteligente, aumentará la necesidad de llegar a niveles mucho mayores de interacción con los usuarios.

“Hay mucha sutileza en las señales sociales y emocionales que recibimos de las otras personas y que desaparecen cuando interactuamos con la tecnología. Por esa razón, la tecnología es frustrante para tanta gente. En el momento en que la tecnología, gracias a los dispositivos conectados, capte toda esa sutileza, el contenido que se está entregando debe estar en consonancia con las necesidades de ese momento”.

El estudio completo puede consultarse aquí

SUSCRÍBETE A MEDIALAB
Únete a todos los usuarios diarios que ya reciben actualizaciones y mantente al día de noticias y recursos sobre el futuro del periodismo
Odiamos el spam tanto como tú. Tu correo electrónico no será compartido con nadie más.

Deja un comentario